La famosa historia de la “trafic blanca”, lamentablemente esta vez pareciera ser real y preocupa de sobre manera a la población de El Trébol y la región.

  La denuncia que radica en la Comisaría local y que rápidamente se le dio intervención a la Fiscalía con asiento en la ciudad de San Jorge y luego también se le otorgó la debida participación al Servicio de Niñez y Adolescencia, tiene que ver con la supuesta presencia de dos unidades vehiculares, las cuales habrían querido interceptar a un grupo de nenas que se dirigían hacía Club Atlético Trebolense para cumplir con la clase de educación física.

Crónica de lo acontecido

El hecho ocurrió en la tarde del jueves, cuando promediando las 14.45 culminó la clase de Catecismo que se dicta en la Parroquia San Lorenzo Mártir y desde allí, un grupo de 7 nenas emprendió viaje hacia Club Atlético Trebolense para cumplir con la clase de educación física.

  Según se pudo averiguar, las nenas que transitaban en bicicleta y por calle San Lorenzo, fueron en compañía de un adulto hasta la intersección con calle Santa Fe, a partir de ahí continuaron su recorrido solas.

  El relato de las niñas indica que al llegar a calle Entre Ríos doblaron hacia el centro y desde San Lorenzo, hasta Bv. América comenzaron a sentirse perseguidas por una unidad vehicular, que sería de similares características a una “Fiorino” de color blanca; pero a su vez, también se hace referencia a una segunda unidad – que también se trataría de una camioneta la cual no fue debidamente identificada en sus características – la cual se habría situado delante de las niñas, con el objetivo de obstaculizar el avance del grupo.

  De acuerdo a lo trascendido, el utilitario que venía detrás logró ponerse a la par de las niñas y uno de sus ocupantes habría intimidado a una de las nenas que formaba parte del grupo. Al percatar lo que estaba aconteciendo, las menores decidieron acelerar su velocidad y escapar de la situación.

  Acto seguido el utilitario en cuestión, habría parado en una subida donde antiguamente funcionaba la fábrica de Rodeg – por calle Entre Ríos, casi esquina Bv. América – y tras permanecer escasos segundos, retomó su andar doblando por el centro hacía el norte.

Repercusión y preocupación

Si bien no es la primera vez que se dice ver en nuestra ciudad o en la región este tipo de unidades, las cuales tendrían por objetivo raptar a niños, lo cierto es que en esta oportunidad todo fue muy evidente ante la presencia y relato, no sólo de una menor, sino de 7 nenas, las cuales describieron la preocupante situación.

  La noticia rápidamente corrió por las redes sociales y a pesar de que la misma sufrió una serie de difamaciones, lo que se manifestaba a través de las cadenas de WhatsApp era la preocupación y llamado de alerta para los padres.

Fuente y foto: “El Informativo on line”.